Cambiando las regulaciones de maternidad

El éxito de un negocio determinado a menudo está determinado por el azar y una coincidencia positiva. Los cambios del gobierno a las regulaciones existentes suelen ser una bendición para algunos, con cambios para una nueva maldición.

Un ejemplo de certeza fue la obligación de registrar las ventas de productos hace unos años y ayudar con las cajas registradoras. No importa o tienes un peluquero, tendero, boticario o mecánico de automóviles. Debe emitir un recibo por los servicios ofrecidos, de lo contrario debe poder pagar multas sustanciales.

Las compañías que ofrecen dispositivos fiscales ciertamente han respondido a esta caída con gran alegría. La demanda de ellos aumentó rápidamente, ya que muchos empresarios se vieron obligados a obtener cajas registradoras. La implementación de estos dispositivos en el futuro cercano se ha multiplicado y es claramente grave hasta el día de hoy. Dirigir muchos negocios requiere la compra de bolsillos fiscales.

Por lo tanto, hay un ejemplo muy eficiente de una situación en la que una decisión, un registro en cuestión, realmente puede afectar significativamente la rentabilidad de un negocio.

De varias partes de las regulaciones, se pudo notar un aumento significativo en la competencia en el mercado de la caja registradora. Sin embargo, las compañías que han estado varios años ya tenían un gran poder, porque en la etapa actual podían construir la compañía correcta y cumplir con las expectativas de los clientes.

¿Y por qué se introdujo correctamente la obligación de tener cajas registradoras? Si no fue, por supuesto, lo que está sucediendo, entonces se trata de dinero. El estado en este sistema quería reducir el tamaño de la economía gris, que en Polonia alcanza tamaños bastante grandes. Muchos inversores no promocionaron los recibos de sus clientes (especialmente las empresas que ofrecen otros servicios y tomaron todos los ingresos obtenidos en valor por sí mismos.