Notificacion de caja registradora

Cometer errores es lo correcto. Ambos legisladores, que permitieron a los contribuyentes corregir documentos de ventas emitidos incorrectamente y, además, las declaraciones, saben que, sin la necesidad de soportar grandes consecuencias. Esta posibilidad perdura más en el éxito de registrar ventas en el monto fiscal. ¿Cómo debería ser la corrección en la caja registradora?

Cuando se vende para el trabajo de personas físicas que no realizan actividades económicas y agricultores de suma global, es aconsejable registrar cada venta en el monto fiscal y emitir un recibo. Los ingresos se expresan en el KPiR sobre la base de informes periódicos. Los errores que surgen al emitir recibos fiscales generalmente se refieren a: el monto del impuesto sobre los bienes, también la ayuda, la fecha o el monto de las ventas, el número de productos o servicios. También es posible que los rollos a la caja en la que se anuncian los recibos se recorten en el primer bolsillo e impriman el comprobante de las compras mal realizadas. En el caso de registrar ventas en la caja, muy estúpido y peligroso, entonces la transacción escrita en la caja registradora no será devuelta o mejorada mediante el uso de funciones simples en el dispositivo moderno. En la parte posterior de marzo de 2013, no estaba claro qué tipo de error se debía hacer en el éxito del error en el recibo fiscal. Se han desarrollado algunos mecanismos en el negocio, cuyo uso fue apoyado por las oficinas, pero las versiones también tuvieron un carácter no oficial. Desde el 1 de abril de 2013, en la ley de cajas registradoras, hemos encontrado registros que definen este rol. Desde abril de 2013, los contribuyentes que registran ventas con cajas registradoras deben registrar dos registros: registros de declaraciones y quejas, y registros de errores evidentes. Las regulaciones no especifican cómo deben verse, pero describen los datos que necesita encontrar en ellas. Ambos se ajustan para ajustar las ventas incluidas en el conocimiento de la caja registradora, sin embargo, este último se utilizará en el caso de los mencionados. errores. Al final de la cancelación del recibo, es recomendable hacer una inscripción apropiada en el registro de errores, que incluye: el valor bruto y el impuesto de las ventas mal registradas, una breve descripción de las motivaciones y formas de error junto con el original del recibo.